Información general acerca de Patentes

¿ Qué derechos y obligaciones tiene el titular de una patente ?

La patente confiere a su titular el derecho exclusivo de fabricar, ofrecer, introducir en el comercio o utilizar el producto objeto de la patente, si se trata de un procedimiento utilizar dicho procedimiento u ofrecer su utilización, durante el período en el que está protegida. El titular de la patente puede dar su permiso, o licencia, a terceros para utilizar la invención de acuerdo a términos establecidos de común acuerdo, así como transmitir el derecho a la invención a un tercero, que se convertirá en el nuevo titular de la patente. Una vez expirado el plazo para el que la patente ha sido concedida, la invención pasa a ser de dominio público; es decir, el titular deja de detentar derechos exclusivos sobre la invención, que pasa a estar disponible para la explotación comercial por parte de terceros.

Todos los titulares de patentes deben, como contrapartida del derecho exclusivo que el Estado les otorga, deben divulgar y publicar información sobre su invención. Los conocimientos técnicos, las innovaciones y los perfeccionamientos contenidos en los documentos de patentes deben darse a conocer a la sociedad con el fin de enriquecer el conocimiento técnico del mundo y promover una mayor creatividad e innovación en otras personas. Así pues, las patentes proporcionan no sólo protección para el titular sino asimismo información e inspiración valiosa para las futuras generaciones de investigadores e inventores.



¿ Cuál es el procedimiento de concesión de una patente ?

El primer paso para obtener una patente consiste en presentar una solicitud de patente ante el órgano competente, para que éste pueda llevar a cabo el procedimiento de concesión. La solicitud de patente contiene, por lo general, los siguientes documentos:

  • Instancia, en la que deben constar el título de la invención y su ámbito técnico.
  • Descripción de la invención, de manera suficientemente clara y completa, como para que un experto en la materia pueda utilizar o reproducir la invención.
  • Reivindicaciones (una o varias), que definen el objeto para el que se solicita protección. Deben ser claras y concisas y han de fundarse en la descripción.
  • Dibujos, planos o diagramas que contribuyen a describir más adecuadamente la invención, así como a facilitar la comprensión de la misma. Sólo son necesarios en la medida en que se refieran a ellos la descripción y las reivindicaciones.
  • Resumen, que tiene como finalidad suministrar información técnica y concisa sobre el contenido de la invención.

Las invenciones deben cumplir una serie de requisitos "son patentables las invenciones nuevas que impliquen actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial". Una invención es nueva cuando no está comprendida en el estado de la técnica, es decir que no se conozca en el cuerpo de conocimiento existente en su ámbito técnico. Asimismo, la invención debe ser no una aportación cualquiera, sino una aportación no evidente, con relación a los conocimientos anteriores y su materia debe ser aceptada como "patentable" de conformidad a derecho. En numerosos países, las teorías científicas, los métodos matemáticos, las obtenciones vegetales o animales, los descubrimientos de sustancias naturales, los métodos comerciales o métodos para el tratamiento médico (en oposición a productos médicos) por lo general, no son patentables.

Las patentes son concedidas por una Oficina nacional de patentes o por una Oficina regional que trabaja para varios países, como la Oficina Europea de Patentes y la Organización Regional Africana de la Propiedad Industrial. De conformidad con dichos sistemas regionales, un solicitante pide protección para la invención en uno o más países y cada país decide si brinda protección a la patente dentro de sus fronteras. El Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), administrado por la OMPI, estipula que se presente una única solicitud internacional de patente que tiene el mismo efecto que las solicitudes nacionales presentadas en los países designados. Un solicitante que desee protección puede presentar una única solicitud y pedir protección en tantos países signatarios como sea necesario.